Terapias complementarias

Las terapias complementarias engloban técnicas muy diversas (manuales, instrumentales, bioenergéticas…) que tienen en común un concepto holístico de la salud y que buscan el equilibrio del organismo a través de la estimulación de las capacidades de autocuración propias del cuerpo humano.
Entre ellas encontramos la homeopatía, la fitoterapia, la reflexoterapia, la quiropraxia, la acupuntura…

 

El National Center for Complementary and Alternative Medicine (NCCAM) norteamericano define la medicina complementaria y alternativa como «un conjunto diverso de sistemas, prácticas y productos médicos y de atención a la salud que no se consideran actualmente parte de la medicina convencional». Una distinción que el NCCAM hace es que la medicina complementaria se usa conjuntamente con la medicina convencional mientras que la medicina alternativa se usa en lugar de la medicina convencional. El NCCAM también define la medicina integrativa como la combinación de «terapias médicas formales y terapias de la medicina complementaria y alternativa para las cuales existen datos científicos de alta calisdad sobre su seguridad y eficacia».

 

Tienen como objetivos:

 

  • Estimular las capacidades autocurativas del cuerpo humano.

  • Recuperar el equilibrio físico, psíquico y emocional.

  • Potenciar o complementar el efecto de otras terapias.

 

Destinatarios:

Todas aquellas personas que busquen restablecer y/o mantener la salud a través de medios naturales y con un enfoque integral.

Material necesario:

 

Depende de la técnica utilizada.