Reeducación postural

Conjunto de diversas técnicas, que tiene como objetivo mejorar la conciencia corporal, la postura y la calidad del movimiento. Con esas técnicas aprenderemos a utilizar nuestro cuero de forma eficiente tanto en movimiento como en estático. Nos ayudan a encontrar el equilibrio, estirando aquellos grupos musculares que se encuentran acortados y tonificando la musculatura débil.

El profesional evalúa durante la primera sesión la postura habitual y la movilidad de las diferentes articulaciones, analizando de esta forma el estado del sistema músculo-esquelético del paciente. Es a partir de esta evaluación que se personalizará el tratamiento para conseguir el objetivo de rearmonización corporal.

Para realizar la reeducación postural es importante que el terapeuta conozca diferentes técnicas para escoger la que mejor se adapte a las necesidades de la persona. De esa forma, el tratamiento es mas completo y enriquecedor.

 

Objetivos 

  • Aumentar la conciencia corporal

  • Mejorar la postura

  • Mejorar la calidad de movimiento

  • Utilizar en la vida cotidiana las correcciones aprendidas de forma natural y sin esfuerzo. 

Destinatarios:

  • Todas aquellas personas que por su actividad cotidiana mantengan posturas estáticas continuadas y/o realicen movimientos repetitivos, provocando acortamientos musculares o malas posturas habituales

  • Aquellas personas que practiquen una actividad física habitual y quieran mejorar la conciencia de su cuerpo durante la práctica

  • Personas con dolores en el aparato locomotor provocados por el sedentarismo, las malas posturas o la actividad física no supervisada

Material necesario: 



Dependerá de la técnica utilizada, pero en general:

  • Una sala a temperatura confortable y ambiente relajado y distendido

  • Colchoneta para estirarse en el suelo

  • Cojines, toallas, mantas, picas, fit-ball,…