Drenaje linfático manual

El drenaje linfático es una técnica manual, que se engloba en el campo de la fisioterapia dentro de las técnicas de masaje terapéutico, y que tiene como objetivo favorecer el buen funcionamiento del sistema linfático, hecho clave para una actividad eficaz del sistema inmunológico.

 

El drenaje linfático manual se puede definir como una serie protocolizada de maniobras manuales muy suaves que, basadas en un estudio profundo de la anatomo-fisiología del sistema linfático, se realizan con el objetivo de drenar la linfa que, por diversas causas patológicas, se encuentra estancada en los tejidos. Favorece así el equilibrio hídrico del espacio intersticial, y evacúa los residuos que provienen del metabolismo celular.

 

El drenaje linfático manual terapéutico es una prescripción médica y debe ser realizado exclusivamente por un/a fisioterapeuta especializado, para garantizar la eficacia del tratamiento.

 

Esta técnica se acompaña, en muchos casos, del resto de medidas que integran la terapia física descongestiva, que son:

  • Medias compresivas
  • Medidas higiénicas
  • Ejercicio

 

Tiene como objetivos:

  • Reducir el volumen del segmento afectado
  • Prevenir el desarrollo de complicaciones
  • Mejorar la funcionalidad del segmento afectado

 

Destinatarios:

Personas afectadas por:

  • Linfedema primario: malformaciones congénitas del sistema linfático
  • Linfedema secundario: secuelas de mastectomía, radioterapia; post-quirúrgico…
  • Varices
  • Edemas del embarazo
  • Edemas premenstruales
  • Edemas de origen traumático: hematomas, luxaciones, esguinces, fracturas…
  • Algunas patologías reumatológicas (p.e. artrosis, fibromialgia…)
  • Úlceras por decúbito
  • Edema del sistema nervioso (migrañas, cefaleas, vértigos)
  • Celulitis

 

Material necesario:

  • Una camilla de 2-3 cuerpos
  • Cojines
  • Mantas/toallas para tapar al/la paciente